DIY para muebles divertidos

La mayoría de la gente odia las mudanzas pero a mí me encantan. Es una oportunidad para tirar toda esa basurilla acumulada, vender aquellas cosas que ni siquiera sabes porqué compraste y… empezar de nuevo. Si además, es tu amiga la que se muda y tu apareces para “ayudar” cuando todas las cajas ya están dentro de casa (segundo sin ascensor), pues genial. Y si encima, tu amiga tiene un gusto espectacular para la decoración, ¡viva las mudanzas!
Sofá nuevo, cuadros, lámparas, cajas, cortinas… bienvenidos. Buscar ideas, callejear para buscar el mueble perfecto, mercadillos e Ikea, donde compramos una cómoda súper básica para “mitetizarla”. Es una cajonera de pino sin tratar, un mueble básico y aburrido que, con un toque de color y unos bonitos objetos decorativos que la acompañen, puedes conseguir un rincón muy bonito y original.

photo_2A nosotras nos gustan las cosas sencillas y no muy recargadas, somos de las de “menos es más”. Así que decidimos simplemente darle un toque de color pintando las patitas y un par de pomos de rosa fosforito. Rápido, fácil y resultón.
Y ahora os lo explicamos todo paso a paso:
1. Preparar los materiales: Pintura acrílica del color que tu quieras, un rodillo con la espuma densa, cinta de carrocero o de pintor, una superficie de plástico desechable y una espátula pequeña.

photo_32. Una vez montado el mueble, lo pones patas a arriba, literalmente, y colocas la cinta de carrocero (esa común cinta adhesiva de papel) para delimitar las patitas y no pintar el resto.

photo_43. Echas un poco de pintura en una superficie lisa de plástico -nosotras usamos una vieja tapadera de un tupper- y la extiendes con el rodillo hasta que éste se empapa del color. Lo ideal es usar un rodillo de espuma que son especiales para superficies lisas. Aplican la pintura justa y dejan la superficie sin marcas ni pegotes.

photo_84. Con cuidadito de no manchar nada, pintas las patitas y las dejas secar unos 30 minutos, hasta que estén totalmente secas. Nosotras sólo aplicamos una capa porque nos gusta que se transparenten las vetas de la madera, pero si prefieres que el color sea más cubriente, puedes aplicar una segunda capa cuando haya secado la primera.

photo_10photo_115. Mientras tanto, desatornilla los dos tiradores que vas a pintar. Para pintarle el canto no necesitas cinta porque el propio rodillo hace una franja muy recta. El truco está en no apretar mucho el rodillo contra la superficie.

photo_12photo_96. Deja que los tiradores se sequen y vuelve a colocarlos.

photo_77. Dale la vuelta a tu mueble y.. listo! Ahora sólo falta un cuadro o un espejo encima de la cómoda y un par de accesorios para darle un toque más de color.

photophoto_5photo_1Espero que os haya gustado nuestro DIY para muebles 😉

Un saludo y hasta pronto,

Sara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s