Shanghai: totems de cartón entre rascacielos de cristal.

Como os conté en uno de nuestros primeros post Sara, la mitad de miteta, vive en Shanghai. Y os preguntaréis, ¿que coño hace ahí? Pues eso os lo contará ella un día de estos 😉 El caso es que me moría de curiosidad por conocer esa ciudad y ver cómo era la vida allí. Sara siempre me contaba un montón de cosas y… !tenía que verlas con mis propios ojos! Así que hace unos meses hice un viajecito a la otra punta del planeta. Podría hacer un post larguisísimo sobre ese viaje pero prefiero ir contando poco a poco algunas de las cosas que más me sorprendieron.

En Shanghai conviven dos mundos, el de rascacielos, tiendas de lujo, cochazos y ejecutivos de traje y corbata, y el de casas en ruinas, puestos de comida ambulantes, bicicletas destartaladas y chinos en pijama. En la misma acera donde hay un súper-restaurante de mega-diseño te encuentras un tendal lleno de bragas y calzoncillos. Sí, sí, ahí en medio de la acera, un cordón atado a una señal y a un poste de luz y ya esta! A secar…

El tráfico es una auténtica locura. Cruzando la calle te juegas la vida. Las motos y bicis te aparecen por todos lados y da igual que estés en un paso de peatones con el semáforo en verde, te llevan por delante! Ellos pitan y pitan, piiiiiiiiiiiiiii piiiiiiiiiiiiiii, todo el rato como diciendo: apaltalos que ahí voy! Y lo único que tú puedes hacer es correr.

Pero lo más sorprendente, a parte de que no haya un millón de accidentes de tráfico- porque no respetan una señal, pero chocar no chocan!- es la cantidad de cosas que son capaces de transportar sobre dos o tres ruedas, es algo paranormal. Para que os hagáis una idea os enseño el trabajo de Alain Delorme, un fotógrafo francés.

Totems es un trabajo que reúne varias escenas de estos habilidosos conductores capturadas por Alain Delorme en Shanghai. Las enormes pilas de objetos hacen ver a los conductores como caracoles, con sus caparazones a cuestas, o como hormigas, que logran llevar consigo varias veces su peso sin que parezca un gran esfuerzo.

¿Cuanto tiene esto de realidad?

La serie de fotografías no tiene un estilo documental. Delorme exagera lo que es una práctica muy común en China. Partiendo de una foto real, juega con los colores y multiplica los objetos creando así una “realidad aumentada”. Pero a simple vista nos lo creemos.

Aunque las fotografías estén exageradas no están tan lejos de la realidad. Estos hombres son auténticos malabaristas que pasean totems de cartón, cajas, ruedas, sillas, etc. entre rascacielos de cristal. Así es Shanghai, una ciudad de contrastes.

Si queréis saber más sobre este fotógrafo aquí.

Espero que os haya gustado! Y un consejo: no lo hagáis en vuestras casas 😉

Un saludo!

Anuncios

5 comentarios en “Shanghai: totems de cartón entre rascacielos de cristal.

  1. Mi casa! 😉

    la verdad que porque tu y Alain decis que las fotos estan un poco exageradas, pero la verdad que aqui se ve ésto casi todos los días. Bueno, tu ya lo sabes 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s