La magia de las máquinas de escribir.

Dentro de nuestra dulce obsesión por los viejos y las cosas de viejos tenemos una auténtica debilidad por las máquinas de escribir antiguas. Y seguro que no somos las únicas! Ayer escribía sobre cámaras fotográficas analógicas y hoy máquinas de escribir. Y es que en este mundo invadido por la tecnología -que conste que no tengo nada en contra de los avances tecnológicos, ¿qué haría yo sin móvil y lavando la ropa a mano? quita, quita!- a veces echamos de menos ese yo que sé y ese qué se yo que tienen las cosas antiguas.

Cuando era pequeña, cada tarde, cuando llegaba del colegio con mi hermano, nos poníamos a ver la tele mientras merendábamos nuestro clásico bocadillo de queso con membrillo, mmmm… No nos perdíamos ni un capítulo de Se ha escrito un crimen, con Angela Lansbury representando a la señora Fletcher, escritora de novelas policíacas aficionada a resolver asesinatos, ¿la recordáis? Pues Jessica Fletcher siempre salía con su máquina de escribir, y yo, que de mayor quería ser como ella, cogía la Olivetti de mi madre y me ponía a golpear las teclas.

Las máquinas de escribir, sin duda, tienen algo especial. Me encanta el ruido que hacen las teclas y ese gesto de darle a la palanquita cuando quieres pasar de línea: clec, clec, cleclecleclecleclec, clec, clec crrrrrrrr, clec… es genial!  Y que me decís del Tipp-ex en láminas. Lo ponías delante del papel, golpeabas la tecla y listo, error borrado y sin tachón. Y los clásicos cursos de mecanografía! Me hubiese gustado hacer uno y poder escribir sin mirar el teclado. Me da una envidia la gente que tiene ese superpoder…

Para superpoder el que tiene Keira Rathbone.

Keira Rathbone es una artista británica que vive y trabaja en Londres. Es conocida en todo el mundo porque dibuja con máquinas de escribir!

Ahora está desarrollando un proyecto en el que retrata a músicos que le inspiran. De vez en cuando hace presentaciones en galerías donde dibuja en directo acompañada por un músico y vestida de la época de la máquina que está utilizando.

Si queréis saber más sobre Keira Rathbone aquí.

Sin duda las máquinas de escribir son mágicas. A mí ya se me están ocurriendo un ciento de cosas que puedo hacer con una de ellas… mamá! donde está tu máquina de escribir? me la regalas prestas? 🙂

Un saludo!

Candela.

Los créditos de las fotos en nuestro Pinterest.

Anuncios

7 comentarios en “La magia de las máquinas de escribir.

  1. Ay!, yo tengo ese superpoder Cande!!! Mi padre me mandó DOS VERANOS SEGUIDOS a mecanografía…no se cuantas pulsaciones por minuto tenía(y tengo!!!)…vaya bien que me lo pasaba yo con mis cascos (A, puuuulsa, Ñ puuuuulsa, espacio, puuuulsa) 😀

  2. Qué chulada!! Me encanta lo que hace esa chica, tengo que estar pendiente a ver si puedo ir a alguna de sus exposiciones.
    Me encanta el blog, Cande, enhorabuena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s